lunes, 5 de julio de 2010

illa, illa, illa, ....

Cuando daba vueltas a la creación de este blog no se me ocurrió pensar que escribiría una entrada como esta.

Los goles de David Villa han hecho que España, juegue por primera vez unas semifinales en un mundial de futboll; y resulta que "el guaje" como lo llaman en los periódicos, es de Tuilla, uno de los pueblos del concejo langreano.
Ya había tenido mucho que ver en que nuestra selección ganara la eurocopa frente a los alemanes ( a quienes por cierto se enfrentarán en el próximo partido) Tras ese triunfo, el Ayuntamiento le concedió el título de hijo predilecto del concejo; en el mismo acuerdo
plenario y acto de entrega lo recibió también Enrique Mejuto, arbitro de futbol internacional.

No sabemos que pasará en el próximo partido pero de lo que podemos estar seguros es de que gracias a él, mucha gente sabe ya de la existencia de este pueblo langreano.

6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Esta clasificación para semifinales, por primera vez (aunque técnicamente es la segunda, no es cierto del todo pues el sistema de competición no tiene nada que ver), se debe en gran parte a la plenitud de este asturiano que siempre deseé vistiera de blanco.
No pudo ser.
Es verdad que el partido contra Paraguay ya entró en funcionamiento Casillas, pero Villa ha sido más determinante fundamental.
¿Quizá otro hubiera marcado sus goles...?
En esta ocasión, con resultados tan cortos 0-1, 2-0, 2-1, 1-0 y 1-0, sus goles valen su peso en oro.
Nuestra historia de seguidores futboleros no podrá ser cierta sin mencionar a este hombre que no quiso el Oviedo por bajito...

xGaztelu dijo...

A mi estas cosas antes me parecían un poco ridículas, pero cada vez me parece mejor: un pueblo orgulloso de tener su “personaje” ...

xG

l'archivadora dijo...

Amando,no entiendo demasiado de futbol -no me gusta. Supongo que a estas horas Florentino se estará tirando de los pelos por haber dejado pasar la oportunidad de contar con él.

xGaztelu, no se si emplear el término ridículo pero si desproporcionado el que por haber hecho su trabajo -por el que le pagan muy bien,a demás- se le conceda el máximo honor que el concejo puede otorgar.

Ismael dijo...

A mí me parece muy triste que se valore millones de veces más dar patadas a un balón que hacer investigación científica, por ejemplo... así nos va...

Tienes que dedicar alguna entrada a langreanos ilustres en diferentes ámbitos (y no me refiero al baloncesto, al tenis... :-))

Ismael

l'archivadora dijo...

Ismael ya había pensado en ello.

Amando Carabias María dijo...

Ya decía yo que tenía cosas pendientes... Ando releyendo este blog y me doy cuenta que esta entrada, ya es recuerdo. Gracias a David Villa hemos ganado un Mundial. Él aunque no marcara ni en las semis ni en la final (Puyol, Iniesta), machacó a las defensas alemanas y holandesas, se dejó hasta casi el último latido del corazón. Y qué me decís de que llevara -nada más derrotar a los holandeses- anudada a la cabeza una bufanda del club de fútbol de Tuilla. Esto hace grande a un hombre: en el momento de más gloria profesional acordarse de sus raíces.
Y no me extiendo más... Solico un apunte. En este caso, y aunque sea una excepción, no fue Florentino quien dejó pasar el tren, fue la obcecación del club ché, que hace un año quería unos diez o quince millones más de los que este año ha pagado el Barça...
Ya, ya lo dejo. Sorry.