martes, 22 de febrero de 2011

Arquitectura sostenible

(Esta entrada no guarda demasiada relación con los temas sobre los que se supone trata este blog, pero tenía muchas ganas de hacerla. Además está dedicada a "la profe" y a Miguel A.C.G., que comparten interés por estas cuestiones)

En los últimos tiempos se oye hablar cada vez con más frecuencia de conceptos como sostenibilidad y ecológico aplicado a la economía y a la arquitectura; también se alude a la eficiencia energética y al reciclaje. Nuevos y grandilocuentes términos para referirse a una realidad que ya se conocía y aplicaba en nuestro entorno; solo hay que darse un paseo por alguno de nuestros pueblos.

En la planta baja de las casas  estaban la cocina y la cuadra;  de esa forma, se podía aprovechar el calor que se desprendía de estas estancias para calentar las habitaciones, que se encontraban en el piso de arriba. Además, las ventanas eran pequeñas  para evitar las fugas de calor -nada que ver con los amplios ventanales, abiertos al norte que puedo observar ahora cuando paseo por O.

´¿No es sostenible y ecológico utilizar los tarabucos de la panoya, (la mazorca de maiz cuando se le ha quitado el grano) para construir las paredes? 


Paredes hechas con tarabucos de maiz


Y por último, dos fotos que demuestran que mucho antes de que se comenzara a hablar del reciclaje, en los pueblos ya se  aplicaba. 


Es habitual ver bañeras viejas reconvertidas en abrevaderos
 

Los somieres salen a la calle y se convierten en un portillo.


6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Pues sí, toda la razón L.La de vueltas que hay que dar para llegar al mismo sitio del que se partía. Simplemente hay que sacar a pasear la imaginación

Alice Silver dijo...

Mujer, ecológico y sostenible es, pero algún modernillo echaría de menos un poquillo de glamour :)

Homo libris dijo...

¡Me ha encantado!

En la arquitectura sostenible prima el sentido común sobre la técnica, aunque es cierto que hoy día sería posible aprovechar mucho más el conocimiento que tenemos sobre los materiales para construir edificios mucho más sostenibles y agradables. De hecho, entre las métricas usadas para certificaciones en arquitectura sostenible (como la LEED) una de las primeras en ser tenida en cuenta es el bienestar creado sobre quienes habiten o usen esos edificios. Así que tendríamos en el mismo saco el respeto sobre el medio ambiente y sobre los habitantes de aquellos: ¿qué mejor solución? :)

De hecho, nuestros "antiguos" ya tenían eso en cuenta y, como bien ilustran las fotos que nos traes, lo conseguían con bien poco. ¡Cuánto no habremos olvidado por el camino y cuánto tendremos que volver a aprender!

Un abrazote. ;)

Anónimo dijo...

La verdad es que no tenía ni idea del uso de los tarabucos para construir. Siempre hay muy buenas ideas y el aprovechamiento que de lo cercano es siempre mucho mejor que la búsqueda de lo extraño y alejado, mucho más caro ecológica y económicamente.¡Lo contaré en mis clases! Precisamente empezamos a tratar los recursos de la biosfera.
La profe

xGaztelu dijo...

Completamente de acuerdo con la tesis. Hombre, con los ejemplos … lo de las bañeras en medio del campo es algo que cuando lo he visto –y en la sierra madrileña se ve de vez en cuando- me ha parecido bastante bajón, muy poco afortunado.

xG

l'archivadora dijo...

Amando la sabiduría popular y su sentido práctico cada vez me asombra más. Como quizás no conocían los términos pero tenían clara la idea.

Alice, la casa de la fotografía (no se ven el pozo ni la "tená" -el horreo se cayó-) es guapísima. (Es la que querría comprar :) )
En cuanto al glamour, ...me viene a la mente algo que se menciona en El palacio azul de los ingenieros belgas. A ver si lo busco y lo traigo al blog.

H.L. por supuesto que los avances técnicos y arquitéctonicos permiten grandes logros en cuestiones de ahorro energético y de casas más "sostenibles". Pero también es cierto que a veces se olvidan de que es algo que ya existía y se aplicaba en los pueblos.

Profe, tampoco conocía las paredes de tarabuco -ni sabía que se llamaba así a la panoya desgrandas. Una buena muestra de completo aprovechamiento. Las hojas para forraje, el maiz para hacer la harina y el "tarabuco" aún se aprovechaba.

Hola, xGaztelu. Las últimas fotos son ejemplo del sentido práctico de los "paisaninos" que prima sobre la estética. Ese mismo motivo hace que muchos azulejen las fachadas, evitándose tener que pintar cada tres o cuatro años.
Precisamente los abrevaderos son construcciones que me gustan mucho. Tengo fotos de algunos. Quiero dedicarle una entrada a tipos arquitectónicos desaparecidos, incluiré alguno.